Las fugas de agua no solo representan una pérdida irreparable, sino también un gasto que puede terminar en enormes daños y pérdidas dentro de tus inmuebles. Algunas de ellas son visibles y nos permiten atenderlas cuanto antes para evitar deterioros y existen otras ocultas que resultan silenciosas y por ende peligrosas.

¿Cómo saber si hay una gotera en casa?

Revisar las áreas que te indiquen alguna fuga: goteras, daños por humedad o tuberías ruidosas, etc.

Identifica si tu medidor de agua ha tenido cambios.

Si tus fugas son pequeñas no se verá alguna marca inmediata en el medidor, por lo que deberás esperar de 1 a 2 horas después de la lectura inicial y volver a medir.

Tu boiler debe ser lo primero que revises ya que es un lugar común para las fugas, por lo que revisar las válvulas es indispensable.

Para revisar el tanque de tu taza de baño vierte colorante oscuro y espera aproximadamente media hora sin descargar el inodoro.

La mayoría de las fugas en el inodoro se originan en la válvula de charnela, que es el sello de goma que se mueve de arriba abajo al descargar el inodoro.

Revisa los cabezales de la regadera, si el problema está ahí solo sella o reemplazarlos.

Si ya te diste cuenta de que tienes una fuga y no sabes como resolverlo o ya es inevitable que el agua se siga tirando, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, somos expertos.