El mantenimiento constante a las tuberías non ayuda a evitar inconvenientes e imprevistos, además de combatir la propagación de cucarachas o algún otro animal que pueda alojarse allí. Ayuda a eliminar malos olores, gérmenes y sobre todo previene posibles obstrucciones o complicaciones que puede provocar la acumulación de residuos o desechos orgánicos que pueden ser nocivos para la salud.

Al utilizar las tuberías diariamente se comienza a acumular cal, residuos de alimentos y otras sustancias que impiden el paso de forma normal ocasionando malos olores por estancamiento.

Estos son algunos consejos para cuidar y mantener en buen estado las tuberías.

  • Limpia constantemente los protectores
  • Mantenimiento y limpieza con amoniaco (este producto es tóxico, se debe manejar con cuidado)
  • Tubos desmontables y de fácil acceso te facilitarán la limpieza
  • Protecciones en todas las entradas de las tuberías
  • Deshazte de las fibras de cabello que se introducen en los protectores
  • Evita que los restos de comida se vayan por la tubería
  • Evita depositar grandes cantidades de papel en el inodoro

Las tuberías son utilizadas para casi todas las actividades del hogar, es por eso por lo que llega el momento en el que están llenas de residuos inservibles que solo ocasionan mal funcionamiento y olores desagradables. La limpieza de las tuberías y cañerías es de gran importancia, ya que se eliminan residuos que se quedan adheridos a las tuberías.

Si necesitas realizar la limpieza de tus tuberías llámanos, somos expertos.