Las tuberías son una parte importante en nuestro hogar e incluso algún negocio o empresa, se podría decir que son como las raíces de nuestra casa, pues por aquí se conduce el agua que utilizamos para bañarnos, para hacer de comer, para lavarnos las manos y también son las que se encargan de llevar los desechos a la cañería.

Por esta razón es que, al momento de colocar una tubería, debemos poner mucha atención en cuál es la mejor y más funcional para nuestra casa.

Existen dos tipos de tuberías CPVC o PPR, cada una cuenta con diferentes propiedades e incluso las dos son diferentes al momento de la instalación.

CPVC
(policloruro de polivinilo clorado)

Este es uno de los materiales más utilizados para las tuberías.

Tiene un 60 % más de resistencia a la tracción y casi el doble a la flexión.

Mucho más resistente y duradero.

Soporta más presión.

Se unen con un proceso de soldadura por cemento solvente

Son más rígidas y utilizan menos sujetadores.

Resistentes al cloro.

Es amigable con el medio ambiente.


PPR
(polipropileno) es uno de los principales competidores en el mercado.

Menor resistencia.

Se conectan con soldadura por fusión de calor.

Es un poco más costosa.

El tiempo de instalación es mayor.

Su resistencia al cloro es mucho menor.

Tiene un índice límite del oxígeno de 18.

Como podrás darte cuenta elegir un tipo de tubería depende mucho del uso que quieras darle, debes tomar en cuenta cada uno de los puntos que te comentamos anteriormente.

Si estás buscando materiales para tubería, ponte en contacto con nosotros, somos especialistas.